5:47 p. m. INMACULADA MONTERO TORRES 4 Comments



**ENMA**





La rosa de nuestro amor un día se secó, las hojas cayeron al frío suelo y las lágrimas brotaron del alma. El viento helado cortó mis sueños, la lluvia borró los besos de mi piel y la nieve entierra ahora mi cuerpo, yaciente y sin aliento.

Se apagó el sol de tu sonrisa y la noche se cernió sobre mi vida, extinguiendo mi esperanza, inundando el cielo. No sé dónde estoy, solo sé que no te tengo, que mi vida se acabó hace tiempo, desde que tus brazos no calientan mi cuerpo.

Ahora tus lágrimas no sirven de nada, ya es tarde para arrepentirse, ya acuchillaste mi cuerpo.

4 Comentarios: